DRÁCULA

FERNANDO VICENTE: DRÁCULA
Como ilustrador y con el auge estos últimos años del libro ilustrado para adultos, uno de los géneros que me ha tocado ilustrar es el de los grandes clásicos y he de decir que me apasiona. Son quizás estos libros por conocidos los que tienen más versiones precedentes, tanto ilustradas como cinematográficas, incluso a veces hasta en cómic. Eso no le resta un ápice de emoción al trabajo, para mí es un reto acometer de forma distinta lo que otros
han contado ya, aportando una nueva visión. En Drácula, para la editorial Reino de Cordelia, he tratado de huir de la imagen cinematográfica que tenemos del personaje, tanto de la clásica de Tod Browning, con Béla Lugosi, o la de Terence Fisher, con Christopher Lee, de ese conde elegante y seductor con capa, como de la más cercana de Francis Ford Coppola con Gary Oldman.
Para un ilustrador es una gozada enfrentarse a un clásico como Drácula, es un texto de los que existe mucha iconografía, pero a los que apetece mucho
hincarles el diente. Este Drácula es un libro profusamente ilustrado, contiene 40 piezas grandes, en las que he tratado de ilustrar lo que me apasiona de la historia: Drácula, las hermosas mujeres que habitan con él, el castillo.. y 30 pequeñas siluetas que introducen cada capítulo. He tratado de hacer metáforas visuales que nos acercasen al lado más misterioso de la novela, un recurso que suelo utilizar más en prensa que en literatura, por ejemplo para ilustrar
tribunas de opinión. Cuando abordo un clásico como Drácula disfruto mucho con todo el proceso, tanto de la lectura, y ese dar vueltas sobre algo conocido, como de buscar documentación si se trata de una obra de época; es como rodar una película, con su director de vestuario, atrezzista y localizador de exteriores. Quizás,viendo el resultado, toda esa labor no se hace tan patente, pero siempre quedan pinceladas.

Helduentzako liburu ilustratuak azken urteotan izan duen arrakasta dela eta, klasiko handien generoari ere heldu behar izan diot, eta, esan beharra dut, oso gogoko dudala. Drácula dela bide, Reino de Cordelia argitaletxerako, pertsonaiaren irudi zinematografikotik ihes egiten saiatu naiz, bai  Tod Browningen irudi klasikotik (Béla Lugosi), edo Terence Fisherrenetik (Christopher Lee), kapa jantzitako konde dotore eta limurtzaile horretatik, bai hurbilago dugun Francis Ford Coppolarenetik (Gary Oldman). Drakula bezalako klasiko bati heltzen diodanean, oso gustuko dut prozesu osoa, bai irakurtzean, eta ezagun den horren inguruan bueltaka ibiltzean, bai dokumentazioa bilatzean antzinako obra bat bada; film bat errodatzea bezala da, jantzien zuzendaria, atrezzista eta kanpoaldeen bilatzailea barne. Agian, emaitza ikusita, lan hori guztia ez da hain nabaria, baina beti gelditzen dira pintzelkadak.

 

 

vicente2 vicente3

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies